Frasco de la calma

Un frasco de calma está inspirado en el método de enseñanza de María Montessori, con el objetivo de ayudar tanto a padres como a niños a ajustar sus emociones negativas y de esta manera comprender el sentimiento de ira, enojo o tristeza de la calma.

Es importante destacar que el frasco no es un castigo, ni debería serlo. Es una técnica que debemos utilizar con los niños siempre acompañándolos durante el proceso, de tal forma que el niño aprenda a controlar el estrés y la frustración con el fin de que en un futuro sea capaz de controlar sus emociones.

El frasco de la calma se recomienda ser utilizado a partir de los dos años. El objetivo del frasco es aliviar la ansiedad, los nervios o el estrés de adultos y niños concentrándose en las acciones de relajación dentro del frasco. Es muy importante que el frasco se selle para que no se pueda abrir en ninguna circunstancia, ya que el material que contiene es tóxico.

 

¿COMO HACER UN FRASCO DE LA CALMA?

Necesitamos los siguientes materiales:

  • Botellas de vidrio o plástico, preferiblemente transparentes y sin etiquetas.
  • Aunque los niños pueden elegir usar efectos de brillo (también conocidos como escarcha, brillo o diamantes), la opción ideal es elegir tonos más claros porque serán más relajantes.
  • Brillo o pegamento transparente.
  • Agua tibia de la llave.
  • Colorante para comida de colores.
  • Cuchara

 

Pasos

  • Vierta agua tibia de la llave en una botella de vidrio o plástico para llenar 1/8 del recipiente. Si el niño aún es muy pequeño, se recomienda que elija una botella de plástico para evitar que se rompa y dañe.
  • Luego vierta dos cucharadas de pegamento en el agua. Recuerde, cuanto más pegamento agregue, más tiempo tardará el brillo en caer, por lo que el efecto será más relajante.
  • Luego, deje que el niño elija su color de brillo favorito y agregue 3-4 cucharaditas de postre de brillo al agua. Revuelva para mezclar.
  • Agregue dos o tres gotas de colorante para colorear el agua.
  • Llénelo con agua o agregue un poco más de brillo si no es suficiente. Luego, vuelva a colocar la tapa y cierre bien para evitar que salga agua cuando retire la botella.

 

Fuente: https://metodomontessori.org/

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú
×