Cuando hablamos de inclusión hablamos de la diversidad y de las diferencias personales, entendiendo que dichas diferencias ayudan a enriquecer nuestra sociedad y nos permiten desarrollarnos en un ambiente en que la discriminación y la exclusión no DEBIERAN TENER cabida.  Sin embargo, normalmente nos referimos a la inclusión en Educación, muy importante por cierto y es uno de los grandes temas para los padres de niñas y niños que se encuentran en situación de discapacidad. En este país se han realizado muchos avances en ese sentido, existen más de 4500 colegios con programas de inclusión escolar y cerca de 1800 colegios con educación especial. No obstante,  tenemos claro que aún no  son suficientes como  para integrar a la educación a todas y todos los niñxs chilenos y extranjeros que viven en Chile.

En este blog si bien consideramos importantísimo este tema queremos dedicarnos a conversar y compartir ideas con respecto a la inclusión DIARIA.   A qué nos referimos con esto, a que los niños con TEA, por ejemplo , puedan entrar a un supermercado o a una tienda y la mamá y el papá no se sienta cohibidos o discriminados con miradas o llamados de atención,  porque su hija/a se altera con tal o cual estímulo desagradable para ella o él. Durante esta pandemia tan terrible que estamos viviendo , una de las medidas positivas que se tomaron fue el hecho de que aún en cuarentena , existen permisos especiales para niñas y niños que no pueden permanecer mucho tiempo encerrados en casa, sobre todo si viven en departamentos. Estas medidas no fueron implementadas desde el principio, muchos padres preguntaron en qué rango de permisos cabía el que sus hijas o hijos pudieran salir y fue así que se logró que se incluyeran dentro de los permisos.

Si bien en Chile se han realizado avances en cuanto a las políticas públicas que permiten la inclusión de tantas y tantos niñas y niños, el problema que existe hoy en día es el promover un cambio cultural, es decir, un cambio de mentalidad que no DISCRIMINE al que es diferente. El hecho de exista una ley (N° 20.422) sobre igualdad de oportunidades e inclusión social de personas con discapacidad, que supone  un reglamento para que las condiciones en el sistema escolar sean igualitarias para niños y jóvenes con y sin discapacidad, no significa que fuera del colegio sigan sufriendo de discriminaciones diarias. Si bien en la “Política Nacional para la Inclusión Social de las Personas con Discapacidad 2013-2020” se establece que  “es la sociedad la que debe hacer las adecuaciones para incluir a las personas con discapacidad, eliminando esas barreras y evitando esas restricciones que impiden a las personas con discapacidad estar en igualdad de condiciones con las demás” (SENADIS, 2013), en la realidad hay niñas y niños que no pueden salir tranquilos a distintos espacios que prácticamente están vedados para ellas y ellos.

Como juguetería inclusiva para Mundo UMI es muy importante que conversemos acerca de cómo ir abriendo la mentalidad hacia una INCLUSIÓN real y en el diario vivir, no solo que nuestras/os hijas/os puedan asistir a un colegio con PIE (Programa de Integración Escolar) sino que nos sintamos parte de una sociedad en todo sentido, en la calle, en la plaza, en el supermercado, en las tiendas, etc.

En Argentina se adaptaron 100 jugueterías para niñas/os con TEA Y con TDAH  con el fin de evitar el estrés y angustia que puedan sentir por la sobre estimulación. Se bajaron las luces,  ruidos y todas/os podían jugar en los pasillos que se encontraban ordenados justamente para que pudieran experimentar con los juguetes. El personal de dichas jugueterías fue capacitado para ayudar de la mejor manera a los diferentes niñas y niñas que llegaran a la juguetería. Es increíble escuchar a los padres hablar de lo difícil que se hace para ellos ir a tiendas, cines, lugares de comida rápida (prácticamente imposible), etc. y finalmente terminan restringiendo sus salidas a poquísimos lugares con lo que esto significa y lo injusto de la situación puesto que no se están respetando los derechos de los niños de jugar, compartir, desenvolverse en la sociedad como cualquier otro niño o niña.

Eso queremos para nuestros niñas y niños que estas iniciativas de otros países se repliquen en Chile, para eso abrimos este blog, pensamos que como comunidad preocupada del futuro de TODOS los niños y niñas podemos hacer fuerza, lograr de a poco ir cambiando la mentalidad, conversar sobre posibles propuestas, en fin, tantos cambios positivos que podríamos hacer para hacer que la SOCIEDAD SEAN UN LUGAR AMIGABLE en donde todos  los niños y niñas crezcan con los mismos derechos y oportunidades.

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • Estoy de acuerdo con lo que platean, en Chile en general solo hablamos de inclusión para educación y puestos de trabajos, pero lugares donde padres puedan ir tranquilamente con sus hijos aun falta mucho, ya sea que cuenten con los accesos, el entorno en el caso de niños que le molesten ciertos estímulos, personas que hablen en lenguaje de señas por ejemplo en supermercados, no es necesario que todo el personal este capacitado a lo mejor para empezar con una persona ya seria un cambio y una ayuda para las personas.

    Responder
    • Hola sí Valentina, opino lo mismo, si de a poco vamos cambiando actitudes tan presentes en nuestra sociedad y vamos haciendo pequeños avances como lo de las tiendas, como lo de lenguaje de señas que hablaste tú, la sociedad ira evolucionando hacia una inclusión real y no sólo en el área de la educación , sino en la vida diaria.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú
×